Dios es el que me ciñe de fuerzas, y quien despeja mi camino.

2 Samuel 22:33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.