Los países azotados por ómicron comienzan a plantearse “convivir” con la nueva variante “como un catarro más”. 

La variante ómicron ha pulverizado todas las cifras de contagios por Covid en España. La sexta ola está siendo, sin duda, la más contagiosa: 24 horas antes de Nochevieja, Sanidad notificaba 161.688 casos, el número de positivos más alto desde que comenzara la pandemia.

Ante el alto número de contagios, las autoridades estarían planteándose seguir el ejemplo de Israel, que ha abogado por un “contagio masivo” de ómicron entre su población para alcanzar la inmunidad de rebaño, en vez de aplicar mayores restricciones para contener al virus.

El primer ministro israelí, Naftali Benet, afirmó que el país está al borde de una “tormenta de infecciones cuya magnitud aún no hemos visto” y advirtió de que “mucha gente se va a infectar” con ómicron sin que se pueda hacer nada por impedirlo. “La tormenta sucederá. No podemos evitarlo”, afirmó.

Ante el desbordante aumento de positivos en el último mes, los países europeos estarían estudiando seguir esta medida. “Las administraciones han tomado la decisión de dejar que la nueva variante ómicron haga su trabajo y que infecte a la mayor parte de la población basándose en que las infecciones que van a generar son asintomáticas o leves y que, con ello, se ayudaría a obtener esa ansiada inmunidad de rebaño de la que tanto estamos hablando”, ha declarado Julián Ezquerra, secretario general del sindicato Amyts (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid), a RNE.

“La estrategia que se ha decidido es la de la infección masiva y con ello buscar el fin de esta trágica pandemia que hemos vivido”, ha añadido. Recordando que la mortalidad y los ingresos hospitalarios han disminuido, Ezquerra ha valorado que los políticos han decidido que “convivamos con esta infección como un catarro más”

La variante ómicron “nos está pasando por encima y prácticamente lo único que podemos elegir es a qué ritmo nos contagiamos todos” de Covid-19, aseguró también el experto José Luis del Pozo, que augura un mayor tensionamiento del sistema sanitario en las próximas semanas pero también una bajada brusca de los contagios posteriormente.

La estrategia de “contagio masivo” es la que siguió Suecia en la etapa inicial de la pandemia, cuando decidió no imponer restricciones severas para personas que no pertenecían a grupos de riesgo, en un intento de continuar con la vida normal y alcanzar la inmunidad colectiva.

Sin embargo, esa estrategia, aplicada antes de que hubiera vacunas contra la Covid-19 disponibles y cuando el coronavirus era más letal, fue vista entonces como un fracaso y obligó al país a cambiar el rumbo.

El pico de ómicron está cerca

Los datos publicados por las comunidades autónomas que han actualizado las cifras de Covid este domingo muestran un ligero descenso de los positivos después de Año Nuevo. Así ha sido el caso de Cataluña, La Rioja, Aragón, Galicia o Extremadura.

Sudáfrica consiguió paliar la curva de contagios por ómicron en cuestión de un mes: después de alcanzar su pico a finales de diciembre, los positivos comenzaron a reducirse con la misma rapidez con la que se contagiaron. Esos datos abrieron un amplio horizonte a las autoridades para considerar a la nueva variante como menos notoria, aunque sí más contagiosa. 

Diferentes expertos en el estudio de la evolución de la pandemia de coronavirus han coincidido este domingo en que la próxima semana podría ser la del “pico” de contagios, donde los últimos datos también apuntan a que el crecimiento de casos no es tan fuerte como hace unos días.

Sin embargo, todos ellos creen que hay que esperar a las próximas jornadas, después de las celebraciones de Fin de Año, para ver hacia dónde se decantará la curva de contagiados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.