LA VIOLENCIA COMENZÓ UN DÍA DESPUÉS DEL PRIMER ANIVERSARIO DEL ASESINATO DEL PRESIDENTE JOVENEL MOÏSE. DESDE EL MAGNICIDIO, LOS HECHOS VIOLENTOS HAN IDO EN AUMENTO EN HAITÍ DEBIDO A LA DISPUTA DE TERRITORIOS ENTRE LAS PANDILLAS

Puerto Príncipe

Docenas de personas han muerto en cuatro días de enfrentamientos entre pandillas en un violento vecindario de la capital de Haití, dijeron el martes autoridades locales, el derramamiento de sangre más reciente de una ola de creciente violencia en el país.

Jean Hislain Frederick, vicealcalde del distrito de Cité Soleil en Puerto Príncipe, dijo que los enfrentamientos comenzaron el viernes entre miembros de pandillas rivales y que al menos 50 personas han muerto y más de 50 han resultado heridas.

La violencia comenzó un día después del primer aniversario del asesinato del presidente Jovenel Moïse. Desde el magnicidio, los hechos violentos han ido en aumento en Haití debido a la disputa de territorios entre las pandillas, y el gobierno ha pasado apuros para contenerlas.

El grupo humanitario Médicos Sin Fronteras dijo que miles de personas estaban atrapadas en Cité Soleil sin agua potable, alimentos ni atención médica.

La organización solicitó ayuda a otros grupos humanitarios y exhortó a las pandillas a que “respeten a los civiles”. Dijo en un comunicado que tres de sus integrantes estaban atendiendo a personas heridas en una zona de Cité Soleil llamada Brooklyn.

“A lo largo del único camino hacia Brooklyn hemos encontrado cadáveres en descomposición o que están siendo quemados”, declaró Mumuza Muhindo, jefe de la misión de Médicos Sin Fronteras en Haití. “Podría tratarse de gente asesinada en los enfrentamientos o que intentaba marcharse y fue baleada; es un verdadero campo de batalla. Es imposible calcular cuántas personas han sido asesinadas”.

Las autoridades locales dijeron que los combates involucran a las pandillas rivales conocidas como G9 y G-Pep.

La G9 es una coalición de pandillas también conocida como la Familia G9 y Aliados, y la encabeza el expolicía Jimmy Cherizier.

Cherizier, apodado “Barbecue”, ha sido vinculado antes con masacres, y se cree que su coalición se había aliado con el partido derechista de Moïse. Después del asesinato del presidente, Cherizier dijo que el magnicidio era “cobarde e infame”.

La G-Pep es una pandilla surgida en Cité Soleil, aunque está aliada a otros grupos armados de los alrededores de la capital.

El Programa Mundial de Alimentos, perteneciente a las Naciones Unidas, advirtió el martes que el hambre va aumentar en Haití, donde la inflación ronda 26%, los costos de los alimentos y combustibles están elevados, y la seguridad deteriorada. La inseguridad se ha agravado terriblemente desde mayo en Puerto Príncipe y sus alrededores.

El director de la agencia en el país, Jean-Martin Bauer, dijo a los corresponsales de la ONU en una videoconferencia que 1,3 millones de haitianos en el noroeste y partes del sur “están a un paso del hambre”.

Debido a que los grupos delictivos bloquean caminos y atacan camiones que transportan asistencia humanitaria, el PMA utiliza transbordadores y aviones para entregar los alimentos que tanto se necesitan, agregó.

Bauer dijo que la agencia requiere 39 millones de dólares para financiar sus operaciones en Haití durante los próximos seis meses, y solicitó a los donantes no permitir que la situación del país “pase de mala a peor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.